lunes, 28 de marzo de 2016

Iglesia Parroquial de San Baudilio - Samboal

Unos 15 km al sureste de Cuéllar se encuentra Samboal, cuya iglesia conserva todavía magníficos elementos de la primitiva construcción en ladrillo. El ábside levantado sobre un alto y robusto podio, ostenta tres series de arcos de medio punto y doblados; sobre ellos un friso de dientes de sierra y como remate, cuatro filas de ladrillo en degradación. 
La majestuosa torre ofrece en los cuerpos altos dos ventanas gemelas y en el más alto, para disminuir el peso de la obra, cuatro ventanas iguales. Varias impostas horizontales de dientes de sierra constituyen el complemento ornamental. 
La grandiosidad del monumento parece estar en relación con el priorato benedictino de principios del siglo XII.

domingo, 27 de marzo de 2016

Ermita de Santa Cecilia - Barriosuso

La ermita de Santa Cecilia es uno de los monumentos con mayor valor arqueológico de la provincia de Burgos, está declarada como monumento de bien de interés cultural del patrimonio histórico Español, y es una de las escasas veintiuna iglesias mozárabes diseminadas por la Península Ibérica.
Situada a 1.2 km de la población, junto al río Mataviejas (antiguo río Ura) en una posición privilegiada sobre una gran y elevada roca, a una altitud de 950 metros. Junto a la Ermita se encuentra el puente romano de Tabladillo, unos merenderos hechos de viejas ruedas de molinos y una fuente llamada Fuentecaños, Formando un conjunto muy bonito y agradable para el visitante.
El documento escrito más antiguo en el que se menciona la Ermita de Santa Cecilia es un diploma de Rodrigo Díaz y su esposa Justa del año 924.Este dato histórico permite clasificar al templo entre los monumentos mozárabes de principios del siglo X.
La Ermita mozárabe de Santa Cecilia consta de dos partes bien diferentes;
La nave con su capilla y ábside cuadrado sobre el que se levanta la torre. La más antigua del siglo X
El pórtico agregado al muro meridional. Románico del siglo XII
En la construcción del templo se encuentran pruebas de que se usaron restos de edificios anteriores y mucho más antiguos. Entre ellos un pilar de agua bendita labrada en un sillar cuadrangular que es idéntica a la que nos ofrece la estela funeraria de Lara, datados entre los años 130 a 200 (siglo II). Varias estelas mozárabes, una de ellas con una cruz vacía. Un monumento funerario romano que sirvió de apoyo adosado al muro del pórtico hasta el año 1889, donde en una reconstrucción realizada por los monjes benedictinos la emplearon como pilar sobre el que colocaron la mesa del altar, en la traducción de la inscripción reza "A los dioses Manes, Sertoria Septumina al piadosísimo cónyuge Lucio Sertorio paterno de 60 años y a los 90 de su edad de ella" . Todas estas reliquias antiguas se encuentran hoy en día custodiadas y para que no sean robadas en el monasterio de santo Domingo De Silos.
La actual Ermita sirvió de iglesia parroquial al pueblo de Tabladillo y fue asistida de continuo por un monje. Durante la alta edad media "siglos X a XII", la ermita fue como la pequeña catedral del valle, que noblemente domina.
Santa Cecilia,  noble cristiana romana, derramó su sangre alrededor del año 230 en tiempo del emperador Alejandro Severo. Su recuerdo quedó vivo en la cristiandad romana por su fe, por su devoción y por su generosidad. El culto se inicia en el siglo VI, aunque hasta el VII no hay constancia en la Península Ibérica. Es muy probable que la festividad de Santa Cecilia se celebrase ya en tiempos de los visigodos en la pequeña capilla. patrona de los músicos se la considera patrona de los músicos a partir del siglo XV a partir de una interpretación un poco arbitraria de un párrafo de la Actas Martiriales de finales del siglo V, donde dicen; Mientras resonaban los órganos y las cítaras, Cecilia, como enajenada y con el corazón suspenso de una música ultraterrena, cantaba, a solas, al Señor una estrofa del salmo.
La antigua imagen de Santa Cecilia fue robada el 13 de julio de 1984, junto con varias piezas mas, entre ellas varios candelabros también muy antiguos.


viernes, 25 de marzo de 2016

Ermita de nuestra señora del río - Talaván

La Ermita de Nuestra Señora del Río es un templo de culto católico, situada a la orilla del río Tajo y dependiente de la parroquia de la localidad de Talaván, provincia de Cáceres.
Se construyó en 1971 para sustituir a la antigua ermita, que quedó sumergida bajo las aguas del río Tajo por la construcción Embalse de José María de Oriol-Alcántara II.
La ermita alberga la imagen de la Virgen del Río, patrona de Talaván.

(20 minutos)

domingo, 20 de marzo de 2016

Ermita de la Veracruz - Maderuelo


La famosa Ermita de la Vera Cruz de Maderuelo albergaba uno de los conjuntos pictóricos románicos más importantes de toda España. La mayor parte de los muros y bóvedas de la cabecera estaban pintadas.
Son pinturas románicas de influencia bizantina y, posiblemente, también mozárabe realizadas al fresco que se encontraban en el ábside y hoy se exponen en el Museo del Prado de Madrid.

martes, 15 de marzo de 2016

Convento de la Encarnación - Avila

El Convento de la Encarnación  es un convento de clausura de monjas carmelitas que se encuentra en la ciudad  de Ávila.
Este convento se tornó conocido porque en él ingresó Santa Teresa de Jesús en 1535, donde fue primero monja y después madre priora, antes de comenzar las fundaciones de conventos de su nueva orden religiosa: la Orden de los Carmelitas Descalzos.
(Wikipedia)

domingo, 13 de marzo de 2016

Monasterio de San Millán de Lara

El románico permite sorpresas tan mayúsculas como toparse con un gran templo románico de tres naves perteneciente al siglo XII en una aldea que hoy no cuenta ni con 90 habitantes.
Y es que la iglesia parroquial de San Millán de Lara, población burgalesa ubicada a casi 1.100 metros de altitud, fue el templo de una antiguo monasterio primero mozárabe y luego románico.
Su historia comienza con la presencia de un santo anacoreta que habitó una gruta abierta en la ladera. Más tarde se establecería aquí una comunidad de monjes en tiempos altomedievales, a los que correspondería el arco mozárabe que actualmente tiene la cueva.
Ya en el siglo XII, se construyó el templo románico. Como monasterio masculino que fue, la iglesia se construyó obedeciendo a un plan de tres naves con su correspondiente cabecera de tres ábsides semicirculares. Lamentablemente el de la Epístola fue sustituido por otra dependencia posterior.
Todo el edificio es de buena sillería de piedra rojiza.
El ábside central lleva un ventanal con arquivoltas y columnillas.

La torre, ubicada en el muro norte, a los pies del templo, protege la entrada al antiguo eremitorio de San Millán, núcleo fundacional del monasterio.
En un sillar interior del cuerpo bajo de la torre, existe una inscripción que explica que Benedicto, Miguel y Martín hicieron esta obra en la era 1203 (año 1165).
La portada meridional es de arquivoltas de medio punto y columnas con capiteles muy desgastados, donde se adivinan animales fantásticos.
La portada occidental pertenece a otro momento distinto y posterior ya que, tanto su estructura como escultura denotan gran diferencia con la anterior. Tiene cuatro arquivoltas apuntadas y capiteles con bestias silentes.
Para Félix Palomero la cabecera y la portada meridional son obra de la "Escuela de La Sierra" mientras que la portada occidental sería obra de la "Escuela Silense".
El interior es espectacular gracias a sus tres naves separadas por arcos formeros apuntados que apoyan sobre pilares cruciformes con semicolumnas embebidas. Se conserva el ábside central y el septentrional.
A los pies del templo, en el muro norte hay una escalera que finaliza en una portada con arco polilobulado apuntado similar a los ventanales de algunas iglesias de La Bureba. Esta puerta da acceso a la base de la torre donde está la entrada a la cueva habitada por los eremitas.
La visita a San Millán de Lara ha de aprovecharse, no sólo para recorrer el excelente románico de la Sierra de la Demanda burgalesa, sino también para empaparse de uno de los rincones paisajísticos más hermosos de Castilla y León.

(Arteguías)

sábado, 12 de marzo de 2016

Monasterio del Desierto de las Palmas - Benicasim

El Convento Carmelita o Monasterio de los Padres Carmelitas del Desierto de las Palmas está situado en el término municipal de Benicasim (Provincia de Castellón). 
La elección de este lugar privilegiado de las estribaciones del macizo del Maestrazgo, integrante del Sistema Ibérico, como lugar de asentamiento de uno de los “Desiertos” de la Orden del Carmelo Descalzo o Carmelo Teresiano, ha dado lugar a uno de los más bellos e interesantes, además de único, conjunto histórico de carácter religioso de la Comunidad Valenciana.
Los Desiertos eran lugares deshabitados e idóneos para los carmelitas, que pretendían volver al carisma original de la Orden, la vida cenobítica acompañada de un espíritu eremítico renovado por la Contrarreforma.

viernes, 11 de marzo de 2016

Iglesia de Sant Jaume de Frontanyà

La iglesia de Sant Jaume de Frontanyà es el elemento más visible del pequeño núcleo homónimo.
El edificio actual se edificó entorno al año 1070 como sede de una pequeña comunidad de monjes agustinianos regida por un prior, bien documentada desde mediados del siglo XII. Se trata de una iglesia de cruz latina con nave y tres ábsides ubicados en el transepto, cubierta con un cimborio de doce lados, único en Cataluña.
Gran parte de la localidad se halla bajo la protección de Bien de Interés Cultural, como entorno de protección de la iglesia. Fue declarada como tal el 25 de noviembre de 2005.

jueves, 10 de marzo de 2016

Monasterio de San Salvador de Pinilla - Jadraque

El 1218 Rodrigo Fernández y su esposa, personajes adinerados de Atienza, fundaron en este lugar un monasterio cisterciense femenino que pusieron bajo la advocación de San Salvador. En ese momento ya se dotó económicamente la casa y llegó la primera comunidad procedente de Valfermoso de las Monjas (Guadalajara). 
En el futuro, este monasterio se vería beneficiado con más bienes y privilegios por parte de particulares y también de los reyes (Fernando III el Santo en 1221 y Sancho IV en 1292). En una fecha indeterminada, a mediados del siglo XIII esta casa pasaría a la obediencia de la orden de Calatrava, muy vinculada al Cister. 
La casa mantuvo su actividad en este lugar hasta 1576, cuando a raíz de las disposiciones del concilio de Trento, se buscó un lugar más adecuado para la comunidad que se trasladó al nuevo convento de la Concepción de Almonacid de Zorita, hasta que también dejaron en 1623.

(Monasterios de Castilla la Mancha )

miércoles, 9 de marzo de 2016

Monasterio de Nuestra Señora de Valentuñana - Sos del Rey Católico

El Monasterio de Nuestra Señora de Valentuñana de Sos del Rey Católico, antes de Entrambasaguas, fue construido para los carmelitas descalzos en el siglo XVII, quienes lo ocuparon hasta su exclaustración en 1835, hoy lo habitan agustinos recoletos.
Situado en una hondonada, a medio kilómetro de la villa, ofrece el interés de que la iglesia ha conservado su estilo arquitectónico y su decoración mobiliar en bastante buen estado.
La iglesia es de planta basilical con capillas entre los contrafuertes, abovedada con cañón de lunetos y cúpula sobre pechinas en el crucero. Su fachada principal, abierta en el muro occidental, ha sido relacionada con el estilo de Juan Gómez de Mora, por su severidad arquitectónica. El retablo mayor, que acoge la imagen de la Virgen titular, es de estilo barroco de la segunda mitad del siglo XVII, en madera dorada, muy movido de estructura y rico en ornamentación aplicada.

(Turismo de Zaragoza )

martes, 8 de marzo de 2016

Iglesia parroquial de San Ramón de Hornija

La parroquia de San Román de Hornija ocupa la iglesia de un antiguo priorato del monasterio benedictino de San Benito de Valladolid, cuya construcción duró desde 1503 hasta la Desamortización.
Se trata de un edificio de una sola nave, construido en ladrillo, tapial y piedra, cubierto con bóvedas de arista y con la capilla mayor cubierta con cañón con lunetos. La torre tiene dos cuerpos de piedra y dos cuerpos de ladrillo. En el lado de la Epístola se conservan restos de las dependencias monacales, en concreto aparecen cinco columnas con los fustes de mármol y con tres capiteles de orden corintio y dos de orden toscano.
Otros restos conservados son todavía más antiguos, correspondiendo a una anterior construcción del siglo X y son de estilo mozárabe. Se trata de dos grandes capiteles opuestos por la base que hacen las veces de pila bautismal, ambos de estilo corintio simplificado.
También destaca, entre los restos conservados de la etapa medieval, la columna mozárabe con capitel que sirve de soporte al púlpito, de fuste estriado y capitel corintio.
El retablo mayor es neoclásico, de finales del siglo XVIII. En el lado del Evangelio, se localiza la “capilla museo del rey Chindasvinto" donde se exponen al público algunos restos de las épocas más antiguas de este monasterio.

lunes, 7 de marzo de 2016

Ermita de Santa Catalina de Hinojosa - Molina de Aragón

En medio de un bosque de las Sierras de Molina de Aragón, encontramos la encantadora ermita románica de Santa Catalina de Hinojosa. Restaurada y armoniosa nos obsequia con su preciosa galería porticada.
La Ermita Románica de Santa Catalina, perdida en los confines de Guadalajara y perteneciente al Señorío de Molina , un ejemplo de la sencillez y belleza de este Arte Medieval  y que a la vista de su Arquitectura nos muestra la extraordinaria estética  y armonía de su pórtico, que unido a su situación en medio del campo, sin ningún lugar poblado en sus inmediaciones, nos infunden esa paz, y sosiego que buscaban sus constructores.

domingo, 6 de marzo de 2016

Ermita de nuestra señora de la Natividad - Guadamur

La ermita de Nuestra Señora de la Natividad es una ermita de Guadamur, en la provincia de Toledo, España. Situada en el cerro del mismo nombre, domina el pueblo desde el este y se encuentra muy cerca del castillo de Guadamur.
Es de estilo mudéjar temprano (siglos XIII-XIV). En la villa existía la tradición de una remota aparición milagrosa. La mención más antigua del culto en la ermita data de 1611. El cuadro que se venera en el altar era en su origen un icono bizantino que representaba a Santa Ana con la Virgen niña en los brazos. El cuadro actual ha sufrido constantes restauraciones y retoques a lo largo de su historia, de manera que queda muy lejos del original, que a su vez sería copia de otra pintura o de algún mosaico.

(20 minutos)

sábado, 5 de marzo de 2016

La ermita de Santa María la Antigua - Zumarraga

La ermita de Santa María (La Antigua) está considerada como la catedral de las ermitas vascas. Se cree que la iglesia se construyó sobre un antiguo fuerte defensivo del siglo XII. Los primeros indicios de la iglesia datan del año 1366 y fue parroquia de Zumarraga hasta 1576.
Frente a un exterior austero, sorprende en su interior con una extraordinaria cubierta en artesonado de madera de roble, un complejo entramado de vigas, tirantes, antepechos y tornapuntas.
Numerosas leyendas adornan la historia de La Antigua. Una de ellas dice que los gentiles veían cómo los cristianos intentaban construir esta iglesia. A sabiendas de que eso suponía el fin de su ser, lanzaban piedras gigantes desde la sierra de Aizkorri para poder destruirla, pero no consiguieron su objetivo, y los lugareños emplearon esas piedras para terminar la iglesia.
Este monumento forma parte de la Ruta de los Tres Templos de Tierra Ignaciana, junto a los santuarios de Loiola y Arantzazu. El día 2 de julio, con motivo de la festividad de Santa Isabel, se baila la conocida Ezpatadantza de Zumarraga en la misa mayor.

viernes, 4 de marzo de 2016

Cartuja de Nuestra Señora de la Defensión - Jerez de la Frontera

La Cartuja de Nuestra Señora de la Defensión de Jerez de la Frontera está considerado por muchos autores como el mejor conjunto arquitectónico y artístico de toda la provincia de Cádiz.
Su impulso se debe a don Álvaro Oberto de Valeto, caballero jerezano de ascendencia genovesa instalado en la ciudad como defensor de la plaza recién reconquistada a los musulmanes por el rey Alfonso X El Sabio en el año 1264, quien, al no tener descendencia destina sus bienes al establecimiento en la ciudad de la Orden cartujana. En 1475 se decide su ubicación en un lugar cercano al río Guadalete, de especial significado para los jerezanos por haberse librado allí en 1368 una batalla contra los invasores, resuelta favorablemente por la intercesión de la Virgen, a la que se había dedicado una ermita con el nombre de Nuestra Señora de la Defensión, que sería el adoptado también para este monasterio.
La construcción de este conjunto es un buen ejemplo de estilos arquitectónicos. Así, la estructura de la iglesia responde al estilo gótico, ejecutada entre los años 1478 y 1534. El concepto de su distribución interna responde a las necesidades de culto de la Orden, desarrollándose en una sola nave distribuida en seis tramos de bóveda de crucería con dos grandes divisiones interiores para independizar el recinto de los fieles varones, el Coro de Legos y el Coro de Padres.
A la entrada del recinto se levantó un amplio porche tetrástilo con vano central de medio punto que alberga en un hueco menor dos pesadas hojas de madera tachonadas en bronce. La obra, fechada en 1571 por el arquitecto jerezano Andrés de Ribera responde a los más puros cánones del clasicismo andaluz. Concebido como un gran arco triunfal, está sobriamente compuesto y decorado con escudos, florones, ventanas caladas y semiesferas de cerámica vidriada, configurando un soberbio ejemplo de arquitectura renacentista.
A comienzos del siglo XVII casi se había concluido el proyecto original, emprendiéndose nuevas obras, como la fachada de la iglesia, que se renueva totalmente en 1667 en claro estilo barroco según trazas del hermano Pedro del Piñar, quien también remata las cresterías de la iglesia y el refectorio, siendo las imágenes de sus nichos obra de Francisco de Gálvez.
Como un verdadero retablo de piedra, esta fachada está concebida en dos órdenes superpuestos de columnas corintias y entablamentos curvados y partidos, apoyándose el conjunto sobre basamento decorado con escudos y temas florales. La decoración abigarrada de pilastras y frisos, la superposición de jarrones y el airoso remate de un tercer cuerpo superior más reducido, hacen de esta fachada un singular elemento del barroco andaluz.
En su interior merecen destacar la sillería del Coro de Padres, magnífica obra de talla de madera finalizada en 1550; la sustitución del antiguo retablo de estilo flamenco por el ejecutado por los mejores artífices de la época: Alejandro de Saavedra, José de Arce y Francisco de Zurbarán, así como el conjunto de tablas pintadas por éste para las paredes del Sagrario, hoy en gran parte en el Museo de Bellas Artes de Cádiz.
En 1810 con la invasión francesa se inicia la destrucción del conjunto formado durante los tres siglos anteriores. La proximidad del ejército francés obliga a los monjes a abandonar el monasterio para refugiarse en Cádiz, y cuando regresan lo encuentran desolado y saqueado, con desperfectos importantes, incluso en las edificaciones, destinadas a alojamiento de tropas.
Restaurado y vuelto a su función y uso original, actualmente se encuentra en buen estado de conservación, hoy es Bien de Interés Cultural y al parecer declarado Monumento Nacional en el año 1856, cuando entonces no serían ni una docena los edificios que habían alcanzado ese rango hasta esa fecha en todo el país.