Selección por provincias

LISTADO POR PROVINCIAS
A CORUÑA
ALAVA
ALBACETE
ALICANTE
ALMERIA
ASTURIAS
AVILA
BADAJOZ
BALEARES
BARCELONA
BURGOS
CACERES
CADIZ
CANTABRIA
CASTELLON
CEUTA
CIUDAD REAL
CORDOBA
CUENCA
GERONA
GRANADA
GUALAJARA
GUIPUZCOA
HUELVA
HUESCA
JAEN
LA RIOJA
LAS PALMAS
LEON
LERIDA
LUGO
MADRID
MALAGA
MELILLA
MURCIA
NAVARRA
ORENSE
PALENCIA
PONTEVEDRA
SALAMANCA
SEGOVIA
SEVILLA
SORIA
TARRAGONA
TENERIFE
TERUEL
TOLEDO
VALENCIA
VALLADOLID
VIZCAYA
ZAMORA
ZARAGOZA



viernes, 24 de marzo de 2017

Monasterio de San Juan de Montealegre - Villagatón

San Juan de Montealegre fue un monasterio situado dentro del término municipal de Villagatón, municipio de la Comarca de La Cepeda, León, Comunidad Autónoma de Castilla y León, España. Fue uno de los más de sesenta monasterios que formaron la Tebaida berciana.
Situado entre las localidades de Torre del Bierzo, La Silva y Montealegre, fue parroquia de este último y está dentro de la jurisdicción administrativa de este último pueblo.

Historia
Se encuentra situado a en la calzada romana de Vía Nova, albergó dentro de la iglesia dos miliarios de esta vía. Uno sosteniendo el púlpito y otro a un lado delaltar mayor.
Fundado, probablemente, en el siglo X, las primeras referencias de su existencia las encontramos en el Concilio de Irago, en el 946, en el que figura como asistente a dicho Concilio su abad, llamado Pimolo. En aquella época el Monasterio se llamaba San Martín de Montes. En el 1203, tras convertirse en hospicio de la Orden Hospitalaria su advocación se puso bajo San Juan añadiéndosele Montealegre por ser esta la parroquia del pueblo.
En el siglo XVI se construye la singular espadaña de la iglesia, de muros de más de tres metros de espesor.
Tras la Desamortización de Mendizábal, en el siglo XIX, comienza su decadencia que ha llevado hoy solo se conserven ruinas de la iglesia, que a principios de siglo se conservaba integra.

Descripción
Solo se conservan las ruinas de la iglesia. Dichas ruinas son románicas, excepto la espadaña del siglo XVI.
De su nave y crucero apenas se conservan más que marcas en el terreno.
Su cabecera la componen tres ábsides semicirculares al interior y al exterior, excepto el central que es poligonal al exterior y de mayor altura con una bella ventana conservada íntegramente. El izquierdo conserva en su bóveda pinturas murales con motivos geométricos.
Destacar los restos de la bella decoración ajedrezada, los arquitos murales con decoración de billetes, sus magníficos modillones y sillería con marcas de hasta seis canteros diferentes.
En su espadaña se conserva parte de la escalera de caracol que daba acceso a su parte superior.

(Wikipedia)

jueves, 16 de marzo de 2017

Monasterio de San Pedro de Tenorio - Pontevedra

Cuenta con una iglesia barroca de siglo XVIII, construida sobre otra anterior probablemente románica a juzgar por la estructura de la bóveda y la forma de algunas ventanas tapiadas. El Claustro del monasterio es del siglo XVI, tiene dos alturas y tres alas que recuerdan a las de Lérez. Probablemente la iglesia primitiva perteneciese al primitivo monasterio fundado por los benedictinos. Hoy no se conservan ni una ni el otro, sin embargo el conjunto es hermoso no solo por su arquitectura sino también por el plácido paraje en que esta ubicado.

(Galicia - El buen camino)

Monasterio de San Juan de las Abadesas - Gerona

El monasterio de San Juan de las Abadesas es un antiguo situado en la localidad de San Juan de las Abadesas en la comarca catalana de Ripollés
Fue el único monasterio femenino de Cataluña.

Historia
El monasterio, conocido en sus orígenes como San Juan de Ripoll o San Juan de Ter, fue fundado hacia el 885 por el conde Wifredo el Velloso y destinado a su hija Emma. Wifredo había hecho algo similar unos años antes al fundar el  Monasterio de Santa María de Ripoll que dejó en manos de su hijo Radulfo.
La iglesia del nuevo monasterio fue consagrada el 24 de junio del 887 por el obispo de Vich. Al ser Emma aún una niña, el cenobio quedó en manos de un grupo de presbíteros que se encargaron de organizar la comunidad y de cuidar de la pequeña. Al alcanzar la edad adulta, Emma se convirtió en la primera de las abadesas de San Juan.
Wifredo dotó al monasterio de numerosos bienes que se ampliaron gracias al empuje de la abadesa. Emma amplió los dominios de San Juan hasta el Berguedá o La Roca del Vallés.
Emma murió en el año 942 y fue sustituida por otra abadesa de la que no se conocen datos. En total el monasterio tuvo seis abadesas; a las dos antes citadas hay que añadir a Adalaisa, hija del conde Suñer de Barcelona, Ranlo, hija del conde de Ampurias Delá, Fredeburga, hija de Miró II de Cerdaña e Ingilberga, hija de Oliba Cabreta.
En el año 1017, Bernardo Tallaferro que quería anexionarse los territorios controlados por la abadía, consiguió que el Papa emitiera una bula que suprimía la comunidad de religiosas. El motivo aludido fue la supuesta vida díscola de la comunidad. Tras la disolución de la comunidad femenina, Bernard Tallaferro unió el monasterio al obispado de Besalú y colocó en él a una comunidad de frailes.
La emisión de esta bula dio origen a la leyenda catalana del Conde Arnau. Según esta leyenda, Arnau era un joven que pasaba los días seduciendo a las doncellas. Una de las mujeres que cayó en sus redes fue la abadesa de San Juan, a la que iba a visitar utilizando el túnel de una antigua mina que cruzaba las montañas. Al morir, el conde Arnau fue condenado por sus pecados a vagar eternamente, galopando sobre su caballo envuelto en llamas.
Entre 1083 y 1114 San Juan quedó anexionado al monasterio de San Víctor de Marsella que colocó de nuevo una comunidad femenina de origen griego. La intervención del Papa en el 1114 permitió a la comunidad de canónigos regresar a San Juan de forma definitiva. El monasterio fue secularizado en el1592 y se convirtió en una simple colegiata secular que se suprimió en el 1856.
Fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1931.

El edificio
En el siglo XII se construyó una nueva iglesia que es la que aún se puede ver en la actualidad. El terremoto de Cataluña de 1428 asoló la zona y destruyó el cimborrio, así como el campanario. También afectó gravemente a la iglesia que tuvo que ser ampliamente restaurada.
La iglesia de San Juan es de una única nave encabezada por un amplio transepto. En él se encuentran cinco ábsides decorados con arcos sobre columnas tanto por la parte interior como por la exterior. En su origen se encontraba situada en el centro del monasterio; por un lado se accedía al antiguo cenobio femenino y por otro al masculino.
En su interior se puede contemplar el retablo de la Virgen Blanca construido en el 1343 por artistas de Florencia, así como la capilla de los Dolores, de época barroca, en la que se encuentra una Piedad realizada por el escultor Josep Viladomat.
Destaca el conjunto escultórico del Descendimiento, tallado en el 1250 y considerado como una de las muestras más destacadas del románico catalán. Al retablo se le conoce también con el nombre del Santísimo Misterio ya que en1426 se encontraron unos restos incorruptos en el interior de un relicario escondido en la cabeza de Cristo. Hay que señalar la tumba de Miró de Tagamanent, muerto en San Juan el 12 de septiembre de 1161 y al que se veneró como beato en el monasterio.
Se conserva un pequeño claustro de estilo gótico, construido en el siglo XV, de dos pisos, conocido como de San Mateo, así como el antiguo palacio abacial también del siglo XV.

(Wikipedia)

Monasterio de San Leonardo - Salamanca

A poca distancia de la villa, en la vega del río Tormes, fundó Alfonso VII en el siglo XII el Monasterio de San Leonardo para los monjes Premostratenses, que tras abandonarlo en el siglo XV (1447) a instancias de don Gutierre Álvarez de Toledo –Arzobispo de Toledo y señor de la villa de Alba de Tormes- pasó a la orden de los Jerónimos.

(Villa de Alba de Tormes)

Catedral de la Manchuela

Iglesia de Nuestra Sra. de la Natividad. Popularmente conocida como "Catedral de La Manchuela"
La construcción de esta iglesia corresponde a varias épocas (siglos XVI, XVII y XVIII), debido a los diferentes conceptos arquitectónicos que se aprecian al estudiar su cabecera y la zona de las naves. El templo puede adscribirse al estilo Barroco, aunque la existencia de una bóveda nervada nos remite a una época anterior.
Lo más destacable de esta iglesia es un gran ábside ochavado que posee, inspirado en algunas obras del barroco andaluz. Llama también la atención el fuerte contraste existente entre la magnífica traza de este cuerpo y las naves, excesivamente reducidas en altura y longitud.
Su cabecera es de planta central, con bóveda de cuatro vanos cuadrilobulados, decorada con lunetos y apeada en pilastras, con capitel corintio y entablamiento; con nave principal y a ambos lados capillas laterales. La cubierta de esta nave central es estrellada en el primer tramo y de arista en los restantes que apean en medias columnas.
Las portadas presentan un barroco muy depurado, con elementos puristas. El frontón curvo partido con una ova supone el elemento que distorsiona el purismo del resto del conjunto. La torre se levanta con dos cuerpos rematados en pirámides y cubiertos en tejas dentro de un rico cuerpo volumétrico.
Entre las capillas laterales destaca una con un hermoso camarín ricamente pintado con frescos de simbología mariana del siglo XVIII. Y toda la ornamentación que cubre por completo la iglesia corresponde al gusto barroco. Otros elementos funcionales y de gran valor en la construcción del edificio son sus campanas, un valioso reloj, magnífica obra del siglo XVIII, sus pilas y sus rejas.
Esta iglesia es el resultado del aparejo de las fórmulas góticas con las barrocas, donde los arquitectos supieron concebir una fórmula de adaptación entre lo gótico y lo clásico, dando lugar a un templo de grandes dimensiones, que resultará una novedad por su empaque clásico.
El interior de la iglesia produce una fascinante impresión, una sorpresa constante, dadas las varias perspectivas que sus tres naves procuran. Y donde esta arquitectura sorprendente alcanza un "clímax" es en la gran cúpula, que se presiente al fondo de las perspectivas lejanas como mágica exaltación de la luz y el color.
En conjunto, este templo, desde lejos y en su proximidad, nos ofrece una extraordinaria y grandiosa visión, produciendo la impresión de que emerge, como una erupción volcánica sobre el cráter del caserío del pueblo, formando una montaña de lava atrayente y de elevada hermosura, conocida por el sobrenombre de la "Catedral de La Manchuela".

Monasterio de San Juan de Otero - Soria

Se ha considerado que la iglesia de San Bartolomé (Río Lobos Ucero) había sido la sede del convento y encomienda templaria San Juan de Otero, dentro de obispado de Osma. De esta encomienda templaria se tienen muy pocas noticias, Francisco de Rades la menciona en relación con un litigio entre las órdenes del Temple y Calatrava por la herencia de un caballero que había profesado como templario en el convento de San Juan de Otero y que luego había ingresado en el de Calatrava:
..."El dicho Convento de Sant Iuan del Otero, conforme a lo dicho, y a la opinion que ha venido de tiempo en tiempo, era tres leguas de la ciudad de Soria, en un cerro muy alto, llamado el Otero, dode al presente ay una Hermita llamada Sant Iuan, con cimientos y otras señales de grandes edificios"...
Por otra parte, una vez ya se había suprimido la orden de Temple (1312), sus bienes, entre los que se menciona la ermita de San Bartolomé (en Ucero), pasaron a la canónica de la catedral de Osma y ésta organizó la Abadía de San Bartolomé que se encuentra mencionada desde el 1477. Cuando el obispo de Osma Alonso Enríquez (1506-1523) reorganizó la colegiata canonical de la catedral, potenció la figura de aquella Abadía de San Bartolomé, integrada por canónigos seculares.
Gonzalo Martínez defiende que el convento de San Juan de Otero se encontraba, efectivamente, cerca de Soria y no en San Bartolomé, razonamiento avalado por la diferente titularidad y también por el topónimo de otero que se contradice con la situación de la iglesia de San Bartolomé, al fondo de un valle. Quizás la ermita de San Bartolomé era sólo una posesión de San Juan de Otero. El convento habría estado ubicado en una colina aún llamada de San Juan, en el término de Peroniel del Campo (Almenar de Soria), al este de la capital.

(Monestirs)

Monasterio de San Juan de Ortega

Juan de Velázquez, religioso que pasó a la historia como San Juan de Ortega, nació en el pueblo burgalés de Quintanaortuño en el año 1080. Se entregó plenamente durante su vida a la tarea de ayudar a los peregrinos con la construcción de calzadas y puentes, pero su gran obra la fijó en los Montes de Oca con la construcción de una Iglesia dedicada a San Nicolás de Bari y un pequeño Monasterio. El Santo falleció el 2 de junio año 1163 y su obra no terminó con su muerte, sino que continuó durante años para poder consolidar un complejo monacal con el que hoy nos encontramos.
El Monasterio de San Juan de Ortega se configura con la Iglesia Monacal, Capilla de San Nicolás de Bari o Capilla del Santo, Claustro de los Jerónimos y Refugio de Peregrinos en el cual encontramos un pequeño claustrillo de piedra rojiza.

(Wikipedia)